Defensivos evitan mazamorra en Tiquipaya; Cliza debe acabar canal

Opinión/ Los cuatro defensivos construidos en Tiquipaya, encima de la cota 2750 del Parque Tunari, cumplieron su cometido durante la fuerte lluvia de la madrugada del jueves al impedir que el agua baje con lodo, piedras o troncos, que dan fuerza a una mazamorra; sin embargo, el riesgo persiste. Mientras, en Cliza, el canal de riego inundado el martes necesita compuertas que regulen el caudal.

“Llegó material que se deslizó, pero no en gran cantidad porque fue retenido en los cuatro colmatadores (…), cumplieron su función (…). No hay riesgo por las lluvias de ayer (miércoles), pero si van a persistir las lluvias, sí (puede haber peligro)”, explicó el jefe de la Unidad de Gestión de Riesgo (UGR) de Tiquipaya, Roberto Campero. Es por eso que coordinaron con la Gobernación para recibir reporte de lluvias y prevenir a las comunidades. En febrero, cuando pasen las lluvias, la Alcaldía tiene previsto construir otros nueve colmatadores.

En Cliza, sobre la inundación de viviendas ocasionada por el desborde de un canal de riego, el secretario técnico, Raúl Salinas, explicó que el acueducto no se concluyó porque es una obra de gran envergadura que tiene tres fases y solo se hicieron dos. 

La época de lluvias y el cambio de Gobierno frenaron la firma del convenio para obtener recursos para la última etapa y para instalar las compuertas que controlan el caudal de ingreso. Al estar abierto, las fuertes lluvias excedieron su capacidad. Se requieren 1.2 millones de bolivianos para terminar la obra y se gestionan a través del Gobierno.

Tras una visita al lugar, el secretario de los Derechos de la Madre Tierra, Alan Lisperguer, sostuvo ayer que el inadecuado manejo hidráulico y mala distribución de canales ocasionó  el desborde.

Manejo de río Toco

La gobernadora de Cochabamba, Esther Soria, hizo una inspección a Cliza ayer y señaló que, según el informe de la Secretaría de Madre Tierra, se debe hacer un correcto manejo hidráulico del río Toco, trabajo que compete a los municipios de Cliza y Toco. 

Puentes en riesgo

La Gobernadora dijo también que hay dos puentes vehiculares en peligro a los que se hará una inspección técnica. Instruyó colaborar con un informe de recomendaciones técnicas para el correcto manejo hidráulico del río y observaciones sobre los puentes vehiculares que podrían afectar los canales de riego generando rebalse de aguas.

Daños

Raul Salinas, secretario técnico de Cliza, informó que en el área urbana 11 casas fueron afectadas, cuatro con daños de magnitud. En el área rural dijo que fueron afectadas 15 hectáreas de cultivos de maíz y papa.